¿Cómo conseguir que tu aire acondicionado trabaje de forma eficiente?

¿Cómo conseguir que el climatizador trabaje de forma eficiente?

07Ahorrar energía no es solo luchar contra el cambio climático, sino también salvar nuestro bolsillo; se trata de hacer de la eficiencia energética una prioridad para un desarrollo más sostenible. El aire acondicionado se ha convertido en un aparato bastante común en muchos hogares, por lo que su uso eficiente es esencial para reducir costes.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es la aplicación de acciones para ahorrar energía, sin sacrificar las necesidades y el confort de las personas. En el marco de las prácticas de eficiencia energética, el uso correcto de los equipos que consumen energía es un hábito que favorece el ahorro energético y, por tanto, económico.

Claves para utilizar eficientemente el aire acondicionado

Cuando compres un electrodoméstico, verás que cada uno tiene una etiqueta que indica el grado de eficiencia energética que tiene: la letra A seguida de «+» y de color verde, que indica que es un aparato eficiente. De hecho, si indica que es A+++, el ahorro energético será del 40%.

Ajustar la temperatura: se recomienda fijar una temperatura entre 20-22 grados en invierno y 20-25 grados en verano. Por encima de esta temperatura, el aire acondicionado empezará a consumir más electricidad, lo que aumentará su factura de la luz entre un 6 y un 8%.

Si hablamos de consumo, esta temperatura no solo es la ideal, sino también la mejor para la salud de los usuarios. Es importante recordar que la diferencia entre la temperatura de la casa y la del exterior no debe ser superior a 12 grados.

Mantenga las ventanas y las puertas cerradas: Cuando enciendas el aire acondicionado, debes mantener las ventanas y las puertas cerradas para mantener la temperatura en el espacio en el que te encuentras.

Prográmelo: Una de las mejores alternativas para utilizar el aire acondicionado de forma eficiente y ahorrar dinero en la factura de la luz es programarlo para que se apague, especialmente por la noche.

Desde luego, no es la mejor opción dormir con el aire acondicionado encendido, pero si lo haces, lo mejor es programar las horas de funcionamiento para evitar un consumo excesivo.

A %d blogueros les gusta esto: